Las Sociedades de Responsabilidad Limitada tienen como ventaja, principalmente, ser más fáciles de administrar que las sociedades anónimas. Cumplen con menos regulaciones, no requieren de un directorio, ni celebrar juntas. Presentan gran flexibilidad. Además, los socios responden hasta el monto de sus aportes, por tanto, no se requiere un monto mínimo para su constitución.

Abrir chat
1
Hola 👋🏻, en que podemos ayudarte?