A diferencia de una sociedad anónima, una sociedad de acciones permite mayor libertad de administración, como por ejemplo:

    • Puede ser creada por una sola persona.
    • Se puede constituir ya sea por escritura pública o instrumento privado.
    • Puede tener varios giros.
    • Pueden crearse filiales o matrices.
    • No se hace necesario crear otra sociedad, si ingresa un nuevo inversor.
    • El aumento del capital no depende de la autorización del socio y a la junta de accionista, puesto que se puede emitir más acciones.
    • Puede optar a beneficios tributarios.
Abrir chat
1
Hola 👋🏻, en que podemos ayudarte?