maxresdefaultPensaba que nunca se casaría, que jamás tendría un trabajo, que no podría tener una vida real, pero nada de eso fue así. Luego de superar las burlas de sus compañeros, llegó al convencimiento que no debía seguir preguntándose por lo que le faltaba, sino más bien, a empezar agradecer por lo que tenía.

Desde su primer segundo de vida, Nick Vujicic la tuvo difícil. Cuando nació, su padre -en medio del parto-  se percató rápidamente que el hombro de su hijo venía sin su brazo; en ese momento, sólo atinó a tratar de ocultárselo a la madre de Nick.   Salió del lugar en estado de shock, se acercó al doctor y le contó lo que había visto, y el doctor le contesto, que no era sólo eso, ya que Nick había llegado al mundo sin ninguno de sus brazos y pies.

Para la madre de Nick fue aún más difícil, por meses tuvo dificultades para establecer el apego, incluso tuvo dificultades hasta para amamantarlo. Años después, con sus padres más asumidos, comenzaría el calvario de Vujicic. Nick no podía lograr entender cómo Dios lo había enviado al mundo de dicha manera. Su depresión llegó a tal punto que estuvo a minutos de suicidarse en una bañera. Sólo el amor que había recibido por sus padres impidió que lo hiciera.

Pensaba que nunca se casaría, que jamás tendría un trabajo, que no podría tener una vida real, pero nada de eso fue así. Luego de superar las burlas de sus compañeros, llegó al convencimiento que no debía seguir preguntándose por lo que le faltaba, sino más bien, a empezar agradecer por lo que tenía.

Con ese inicio, su vida tendría un giro en 360° que al corto, mediano y largo plazo le entregarían múltiples frutos. Bajo el lema “si me caigo, lo intento una, y otra, y otra vez”, comenzó a desarrollar diversos aprendizajes que fueron desde aprender a escribir, usar el computador y terminar Contabilidad y Planificación Financiera en la Universidad.

Pero esto no fue todo, Nick sabía que debía ir más allá y dar el ejemplo, comenzó a practicar deportes como la natación y a desarrollar un oficio que lo llevaría al reconocimiento mundial: orador motivacional.

Destacando el valor de cada ser humano, Nick Vujicic, ha realizado más de 2000 conferencias en 50 países, alcanzando la increíble cifra de 1.500.000 millones de personas. Ha sido considerado en reiteradas ocasiones como uno de los 15 mejores conferencistas del mundo. Y más importante aún, es que se casó, fue padre, superó ampliamente sus propias metas y es muy feliz.

Fuente: Emprende.cl

Abrir chat
1
Hola 👋🏻, en que podemos ayudarte?